El último empujón del año


¿Por qué será que cuando llega Diciembre ya nuestro cuerpo se vuelve más lento? Pareciera que nuestro sistema sabe que ya cuando termina el año ya nuestra batería no da y anhela que lleguen las merecidas vacaciones, que la mayoría de mortales gracias a Dios tenemos aunque sea 2 días.

Y es que no sé para ustedes pero para mí el tiempo se hace más corto cada vez y este año se fue volando, y en mi caso aún más, planeando lo que fue mi boda, luna de miel, mudarme de provincia, iniciar una nueva vida, comenzar a cumplir mi sueño de aprender  belly dance, en fin para mi ha sido un año maravilloso y muy provechoso.

También hay muchos para los que el fin de año representa una gran tristeza, por haber perdido a seres queridos, por accidentes de tránsito, por enfermedades, en fin, no todos tenemos la misma suerte y por eso también debemos ser agradecidos.

Lo bonito de estas fechas es poder tener más tiempo con las personas que amamos, así que si usted está disgustado con algún familiar, le aconsejo vaya haga las paces, que hoy estamos pero mañana no sabemos. Con poco o mucho dinero lo importante es compartir, recordarnos de los que menos tienen.

Mi deseo en estas fechas es que todos ustedes que me han leído tengan una vida próspera y feliz, y que ojalá sigamos en contacto por muchos años más, desde ya Feliz Navidad y Feliz Año Nuevo 2015, a disfrutar con moderación.

 

Un abrazo,

La Gorditica



Los Malditos Celos


Hay cosas que los hombres jamás comprenderán, todo nuestro carácter y nuestra forma de ser, nuestros valores y creencias se forman o transforman en nuestra familia, por ende es casi seguro que si tu mamá celaba a tu padre tu aprendas a ser celosa también, pero si tu mamá sea como sea confía en tu padre (pero no en ciertas “amistades”) también aprenderás a confiar en los hombres, si tu padre nunca te hizo daño no buscarás hombres que lo hagan a vos, si por el contrario tus padres te agredían es casi seguro que aunque sea al principio te encontrarás una y otra vez con parejas agresoras. Si te pasa todo lo contrario en todas estas situaciones es probable que hayas vivido algo muy fuerte y que necesitaras terapia para cambiar tu vida.

 

Y es que los celos, los malditos celos como les dicen muchos; pueden ser el destructor de bastantes relaciones, sin embargo creo que en pequeñas dosis controladas no son malos, una vez una amiga me confesó que a pesar que su marido decía que nunca es celoso, una vez le confesó que  sentía desconfianza por un amigo suyo que era extranjero, los hombres tampoco son tontos y notan cuando otro prospecto anda tanteando el terreno; y ni que decir de nosotras, uno ya tiene un sexto sentido en esto, y cuando uno nota que ciertas personas se interesan de pronto por tu pareja uno saca las uñas y los dientes para marcar territorio (de una manera sutil claro está), y esto ayuda a mantener vivo el interés y hacerle saber a tu pareja lo mucho que aún le interesas, recuerden que el amor es como una flor que no se puede descuidar.

 

Pero los celos más peligrosos, los más exterminadores y fulminantes, son aquellos sin motivo, excesivos y posesivos, esos que te hacen imaginar cosas que no son, que arman toda una novela, que te asfixian, que te controlan, esos sí que no están permitidos jamás; por algo estos son los más difíciles de manejar para muchos, pero nada ganamos desconfiando, esto solo demuestra nuestra alta inseguridad, y quien se ama a sí mismo debe confiar en que quien está a tu lado es quien quiere estar a tu lado. Si al final a pesar de confiar y darlo todo te pagan con traición estarás feliz y tranquila porque como dice Jorge Drexler “cada uno da lo que recibe y luego recibe lo que da…”

 

Yo creo que todos en algún momento hemos sentido celos, es lo más normal del mundo, lo importante es saber cuando esos celos son buenos por demostrar tu interés y cuando son malos por reflejar tu inseguridad, las relaciones largas y duraderas se construyen con mucha confianza y comunicación.

 

Un abrazo,

La Gorditica



De brasieres y otros demonios


Como dijo Arjona: “no sé quien los inventó”, ese tan particular pero indispensable artículo de vestir femenino ha sido como un karma en mi vida. Desde mi adolescencia mi madre quiso evitar que me acostumbrara a los aros metálicos pero fue peor, el usar tops en lugar de brasieres hizo que mis gemelas no se formaran bien y aunque me gustan, siento que están un poquito caídas, pero bueno a veces por querer hacer un bien, nuestras madres nos hacen mucho mal.

 

Y que ahunado a encontrar el brasier perfecto las gorditas nos vemos en peores situaciones, por lo menos para mi un straple es sinónimo de inseguridad, un brasier de encaje es demasiado frágil y por inercia se esconde, y un brasier de copa entera es tan anticuado como los calzones de mi abuela.

 

Según San Google el primer brasier se creó hace más de 100 años, la verdad es que no puedo creer que pasaba por la mente de la persona que lo inventó, se cree que se creó al querer experimentar al separar las partes de un corsé, bueno al corsé nadie le gana en incomodidad, pero soy sincera: creo que nuestra vida sería más feliz sin usar brasier y para toda mujer no hay mayor placer hogareño que quitárse ese candado de tela y sentir tus pezones al aire libre.

 

Las gorditas sufrimos el doble creo yo, pues si tenemos busto grande nos cuesta más encontrar la talla adecuada, a veces nos da de copa pero no de espalda, a veces ni con 3 extensores se soluciona, y a veces nos da de espalda pero no de copa… sumémosle a esto problemas de sudoración excesiva debajo de los senos, picazón, ardor, incomodidad, dolor de espalda, etc…

 

Me gustaría soñar con un mundo libre de brasieres, tal vez algún día sea una moda, o tal vez se haga realidad.

BGN7cwGCQAAnBls

Un abrazo,

La Gorditica



¿Parejas disparejas?


Tengo 6 meses de casada, mi marido (y no es para que me envidien) es un hombre maravilloso que me ama y me chinea montones, no es perfecto pero es lo mejor que he tenido; cuando lo conocí él era gordito (ha bajado como 40 kilos), y reconozco que no me gustaba; no fue amor a primera vista, fue por la confianza que tuvimos el uno con el otro que todo se fue dando. Reconozco también que nunca había tenido un novio gordito, si bien es cierto tampoco tuve muchos novios (fueron más aventurillas que novios jeje) la verdad es que siempre me habían llamado más la atención los flacos o termino medio y ya saben que cuando una gordita tiene un novio delgado mucha gente se burla (como siempre ¡¿no?!).

 

Pues de eso es lo que quiero hablarles, de mis parejas disparejas; yo viví una época de mi vida (adolescencia tardía diría yo) en la que comencé a descubrir los poderes seductores que tengo y comencé a coquetear con quienes me interesaba, así tuve mi primer novio, por iniciativa mía, por iniciativa mía también tuve mi primer orgasmo sola, y luego con él; y por iniciativa propia también 16 meses después terminé con él al darme cuenta que era un inmaduro por querer esconder nuestra relación cuando ya incluso su familia lo sabía.

 

Luego fue mi época de “affairs”, anduve con un chamaco 6 años menor con el que si no hubiera controlado mis impulsos ya hubieramos tenido 1 hijo jaja, anduve con un mae que era juntado, de esos cuarentones fornidos y bigotudos pero con una personalidad protectora y cariñosa; era de mi mismo signo y eso creo que nos encendía bastante, pero nunca pasó a más de unos apretes, ya con hijos de por medio no me gusta involucrarme demasiado.

 

Luego cometí el error de andar con un hombre casado, reconozco jugué con fuego, pero al final el mae se puso muy intenso y yo ya no quería involucrarme pues por desgracia su familia me conocía, así que traté de cortar por lo sano pero el tipo me estuvo acosando por un buen rato, incluso cambié varias veces mi teléfono y siempre lo conseguí; incluso me siguió acosando cuando anduve con un vecino de mi pueblo, muy buena gente (demasiado diría yo) pero que como era pandereta quería integrarme a su iglesia y yo la verdad no quería, no es que sea la más católica de todas pero creo que uno debe estar donde  le enseñaron y vivir su espiritualidad como le plazca (pero eso es otro tema). Y por último cuando conocí a mi esposo y le confesé que ese mae me seguía acosando él mismo me ayudó a que se calmara, y por fin dejó de molestar, claro son semejante chunchón no se iba a asustar (mi esposo alza pesas). Y así fue como por fin logré estabilizarme en una relación que no ha sido perfecta pero sí muy especial. Mi esposo como la mayoría de los gorditos era bien tímido y no había tenido nunca una novia formal, solo apretes; por lo que digamos que yo le enseñé muchas cosas y él también a mí.

 

Pues como les dije al inicio mi esposo era gordito y también fumador, por dicha el cigarro lo dejó y luego a punta de dieta y ejercicio ha logrado bajar como 40 kilos, pero fue curioso para mí como me costó acostumbrarme  su delgadez, más que todo porque uno se acostumbra a lo suave de sus abrazos y ahora hay que tener cuidado con los huesos jeje. Pero la verdad es que no me importa si él es gordo o flaco porque él me ama como soy y yo también.

 

Así que mi moraleja es esta: parejas o no muy parejas lo importante es el amor, la confianza, el respeto y la comunicación; quien nos ame de verdad nos amará tal y como somos. Eso sí nunca creas que los gorditos y gorditas somos forever alone porque como pasó en este video, la niñita gorda de la cual se burlaban le robó el novio a la barbie jeje (me encanta la actitud de esta gordita), ahí les dejo y me cuentan:

 

Un abrazo,

La Gorditica



Belly reloaded


Hace mucho no les cuento mis aventuras en mi nuevo grupo de Danza del Vientre, pues vamos poquito a poco, muchos pasos nuevos, algunos fáciles, otros más complicados; el grupo es bien grande pero la profe es tan pura vida que con un solo día que falté a la semana siguiente me preguntó que que me había hecho, ella es genial.

 

Sin embargo no pude evitar desilusionarme un poco al saber que no tendremos presentación en diciembre, habrá espectáculo sí pero sin nosotras y de verdad quería bailar en público de nuevo, aunque es super nervioso estar ahí al frente es una adrenalina tan adictiva que por un momento me sentí triste, pero bueno pronto vendrán más oportunidades.

 

Por otro lado estoy feliz porque he bajado 4 kilos desde marzo a la fecha, aunque comencé el baile hace 4 meses no me pesaba desde hace 9, y bueno que les puedo decir, me siento bien, saludable, motivada y tranquila.

 

Espero poder pronto contarles más aventuras sobre mis andanzas en el baile.

 

Un abrazo,

La Gorditica



La Crisis de los 30


Todos hemos leído la famosa lista de la cosas que debemos hacer antes de cumplir 30 años, en lo personal ya he leído muchísimas y la verdad es que entre más las leo más frustrada me siento por estar a punto de llegar a mis 30 sin cumplirlas todas; pero luego me doy cuenta que lo hecho, hecho está y que aunque no he cumplido con dichas listas al 100%, me encuentro feliz por lo que he alcanzado hasta el día de hoy, un esposo maravilloso, un empleo que no es perfecto pero me gusta y que cuento con una jefa maravillosa y un salario justo, además de muchísimas experiencias y aventuras maravillosas que contarles a mis nietos. Y es que a partir de mañana entro en la recta final hacia mis 30 años, y una que escucha hablar tanto de la famosa “Crisis de los 30”, no puede sino preguntarse si esto es solo un mito o me puede pasar en verdad.

 

la-crisis-de-los-30

 

Mientras somos jóvenes la mayoría nos despreocupamos de muchas cosas, derrochamos dinero en cosas fugaces y triviales, somos irresponsables, rebeldes y alocados, cometemos errores; en fin, se supone que los 20 son para eso, para experimentar, para aprender. Pero entonces me pregunto por qué un joven de 20 años casado y con una vida seria se le considera un tonto, y una persona mayor de 30 soltera se convierte en solterona de por vida… ¡Qué estupidez!

 

Yo creo que no hay edad para nada, ni para casarse, ni para viajar, ni para tener un título universitario. Al final la edad es solo un número, la juventud se lleva en el corazón, claro llevarlo a la práctica a veces es difícil, por eso es que muchos que sí le dan valor a un número se dejan llevar por los estereotipos y creen que sin esa lista completa los 30 serán una gran decepción, pero la verdad es que cuanto menos importancia le demos a edad y más importancia le demos a la madurez, a ser más espirituales, responsables, bondadosos, solidarios, etc; es que viviremos mejor.

 

Quisiera por último preguntarles: ¿Qué cosas ustedes creen que sí podemos hacer después de los 30 años, dada la madurez y la sabiduría que se supone tendremos en ese momento? tal vez una relación estable, una amistad sincera y eterna, un empleo permanente… espero sus respuestas…

 

Un abrazo,

La Gorditica



Teletrabajo en CR


Para todos es bien sabido que ya desde hace varios años el teletrabajo es una realidad para muchos en el país, pero ¿qué pasa cuando una persona como yo con un horario de oficina quiere ganarse algo extra? Lo que pasa queridos amigos y amigas es que no encuentras ninguna opción seria, desde famosos chats, centros de mensajes, llenar encuestas, hasta ventas o recomendaciones por sistemas de redes y más, nada confiable, nada serio, por ende la opción de teletrabajo queda reducida a un número finito de personas de empresas como HP o el ICE…

 

Aunque de momento lo necesito como una necesidad de tener más ingresos la verdad es que si encontrara un trabajo real que fuera por internet solamente y ganara bien yo sería la mujer más feliz del mundo trabajando sin horarios ni jefes, ni teléfonos, ni compañeros hipócritas. Claro que trabajar por internet también tiene sus desventajas, recuerda una vez que vi un anuncio en una página confiable de empleos, me llamaron pero como no tenía internet fijo en la casa no pudieron darme el trabajo, ahora que tengo no encuentro ninguna opción fiable.

 

Apelo a mis seguidores en que si conocen de alguna opción para ganar dinero confiablemente en internet que me lo indiquen, si conocen algún trabajo para una escritora empedernida o algo para poder hacer desde casa y que no implique algún gasto o inversión me lo hagan saber, incluso si fuera manejando redes sociales lo podría hacer.

 

Gracias de antemano y un abrazo,

 

La Gorditica



De los hipócritas líbrame señor


Si bien es cierto que no vamos al lugar de trabajo a hacer amigos, a todos nos ha pasado que conocemos personas que se convierten en casi hermanos, así como otros que si te vi no me acuerdo, y es que si en algo es bueno el tico es en serruchar pisos, ser hipócrita y lava huevos en el trabajo, claro todos queremos sobresalir y ascender, pero hay que hacerlo por nuestros propios méritos, no pasando por encima de nadie.

 

De tantas experiencias vividas por mi persona les puedo decir que nadie es indispensable en ningún lugar, y de la única empresa de la que nunca te echarían sería de la tuya propia, será por eso que ya ronda en mi cabeza montarme algún negocio, porque ya me estoy aburriendo también de los horarios de oficina que esclavizan, de los jefes intocables y perfectos, de los compañeros hipócritas, etc.

 

Donde laboro actualmente tengo ya más de 2 años, he aprendido sola, pues quien estaba en mi puesto jaló demasiado rápido y mi jefa tampoco sabía nada, me he llevado mis golpes y los he asumido con responsabilidad, mi jefa a decir verdad me ha defendido a capa y espada muchas veces, ha peleado por mis derechos y eso para mi es lo que me mantiene aún acá.

 

Porque la verdad siento que aún no estoy preparada para ser empresaria, ni siquiera tengo una idea novedosa, así que debo seguir compartiendo 8 horas diarias con chismosos, hipócritas y sonrisas falsas, sí ya lo sé, sueno un poco dolida, pues les contaré; en pleno paseo de medio año me enfermé, me intoxiqué con algo que comí y fueron muy pocas personas las preocupadas por mi, muy pocas y después de 2 años ya uno va conociendo a cada uno.

 

Pero bueno no me voy a morir por eso, ya lo que pasó pasó, nada más podemos hacer que seguir haciendo lo de uno, vivir y dejar vivir como dicen, pero he estado tan desmotivada que ni de escribir acá tengo ganas.

 

Un abrazo,

La Gorditica



No todo es perfecto


Por más que lo intente no es fácil, en clases de belly nos enseñaron un paso que se inicia cruzando las piernas para luego dar una vuelta entera, y por más que lo intenté no pude, porque por más que diga que sí puedo la verdad es que mis piernas son tan gruesas que me impide hacer este paso como debiera, simplemente no hay fórmula física para lograrlo y casi me caigo varias veces en el intento, nunca de hecho he podido cruzar las piernas estando sentada y al hablar de esto recuerdo el cruce de piernas más famoso en el mundo del cine, Sharon Stone, ¿que si la envidio por poder cruzar las piernas? pues un poco, no por comodidad sino por que en esos momentos donde vas tan bien con tus clases el que te pase eso es frustante.

 

Pero nada, no hay más que pedir que no nos pongan ese paso en una coreografía porque ahí sí me jodí jajajaja, a todos nos ha pasado creo yo, hay otras que no tienen control sobre su lado izquierdo del cuerpo, y otras que simplemente son más tiesas que un lagarto enyesado, de todo hay en la viña del señor como dicen, lo que hay que hacer es seguir dando tu máximo esfuerzo.

 

Un abrazo,

 

La Gorditica



Reiniciar


No sé si es cualidad de los ticos o de cierto tipo de gente, que inicia proyectos y los deja a la mitad, muchas veces porque se dan por vencidos, otras veces por cuestiones económicas, de tiempo, etc. El asunto es que a muchos se les hace costumbre eso de empezar y nunca terminar. Yo tuve una hermana así por cierto que no ingresó a la universidad ni a algún colegio técnico y que después pasaba brincando de un lugar a otro, pasó por un coro, luego por clases de guitarra, piano, costura, tejido con canvas, electrónica, en fin, nunca supimos si era que quería ser todóloga o que nunca maduró porque al día de hoy sigue igual de indecisa aunque ya está casada y con hijos.

 

Por mi parte aunque me gusta saber de todo un poco y he estudiado violín, inglés, italiano, fotografía, poesía, baile popular y ahora danza del vientre, en todos los cursos y talleres que he llevado he tratado siempre de finalizar y si no lo he hecho ha sido por razones meramente económicas o de trabajo, solo una única vez con lo del violín sí renuncié por falta de habilidad o tal vez por falta de ganas, a veces te gusta tanto algo que crees que con gustarte basta para aprender y no siempre es así.

 

Ahora con las clases de danza del vientre me pasó algo particular, primero me dieron la oportunidad de ingresar en un grupo que estaba ya con casi 2 meses de haberse iniciado el cual estaba practicando una coreografía que presentamos un mes después, fue difícil pero me acoplé bien, lo duro fue después de la presentación porque seguimos con pasos más complicados y casi me da una contractura jeje, ahora la profe salió del país por un mes y nos reubicaron en otro grupo más avanzado, por lo que tomé la decisión de devolverme e ingresar en un grupo que arranca mañana de cero.

 

En fin, en la vida algunas veces tenemos la oportunidad o el deber de reiniciar, de comenzar de cero o de inventar o intentar nuevos proyectos, otras tantas desearíamos tener en la vida ese botón de reinicio como dice la imagen pero no todo es color de rosa.

 

Un abrazo,

La Gorditica

 

images



Ir a la barra de herramientas